BLOG
Tendencias en packaging de alimentos
21 de junio de 2022

5 tendencias de envases sostenibles para alimentos en 2022

Las funciones del packaging alimentario son “contener, proteger y comunicar”. Los envases tienen que garantizar la seguridad alimentaria y las propiedades organolépticas, así como la salud del consumidor. Deben ayudar a hacer el mejor uso posible de los productos, tienen que reducir el desperdicio alimentario y deben facilitar la distribución.  

El mundo está en constante cambio, un mundo dónde los consumidores tienen voz y la utilizan frente a las marcas a través de las redes sociales, lo cual dota a los consumidores de un gran poder de decisión. A la vez, se dispone de mucha información, y un amplio mercado con mucha competencia. Este gran poder de los consumidores deriva en un mercado muy ágil con la necesidad de tener una capacidad de reacción muy elevada por parte de las marcas para satisfacer los requerimientos de los consumidores. 

Es por eso que el mercado de los alimentos está en constante evolución llevando a las marcas a “renovarse o morir”. 

A la vez, las tecnologías van avanzando y permiten también ofrecer procesos más eficientes, y mejores cualidades para los envases lo que también lleva a seguir avanzando con I+D para ofrecer las mejores soluciones.

1. Tendencias tecnológicas del envasado

Los softwares están en todos los sectores, y el sector alimentario no iba a ser menos, un mercado que históricamente ha sido muy clásico en cuanto a implementar nuevas tecnologías pero este 2022 y debido a las consecuencias del COVID-19 se está viendo forzado a implementar nuevas tecnologías como el IoT, con sistemas de automatización, robotización y sobretodo la trazabilidad del producto.

La implementación de códigos QR o de tecnologías NFC en los envases pueden facilitar más datos extras sobre el producto como orígen, caducidad, etc., ofreciendo así al consumidor la información que este requiere. 

2. Packaging sostenible

La sostenibilidad está en todas partes. Cuatro de cada 5 españoles (79%) de los consumidores finales afirma que pagaría más por un producto cuyo envase tenga un menor impacto medioambiental. Por lo que se refiere a los jóvenes de entre 22 y 28 años, el porcentaje se dispara hasta el 91% los que están dispuestos a pagar más por un envase sostenible.

El consumidor final quiere sostenibilidad

Ha habido una creciente concienciación en torno al respeto por el medio ambiente, y los consumidores exigen que los productos sean sostenibles. Esto conlleva que si las marcas quieren tener engagement con los consumidores, deben rediseñar los envases y hacer un Eco-diseño responsable con el medio ambiente. 

Por ese motivo, las marcas cada vez más están optando por mostrar su responsabilidad medioambiental, tomando decisiones más sostenibles en torno al envasado.

3. Uso de la tecnología para la economía circular de los envases

La tecnología está brindando muchas mejoras en todos los ámbitos, y si bien permite dotar de información extra a los consumidores, también permite dar un paso adelante para el correcto reciclaje de los envases. 

Ya son varias las empresas que están empezando a probar la utilización marcas de agua a los envases, invisibles para el ojo humano, que permiten su correcta selección en las plantas de reciclaje. Estas marcas de agua facilitan información extra sobre el producto, tales como: fabricante, tipo de material utilizado, composición y contacto con alimentos, sustancias tóxicas, etc.

4. Envases contra la falsificación

La falsificación es un tema latente en el mercado del envasado, en 2020 era un 3% de todas las transacciones comerciales, significando 509.000 millones de euros, pero lo que es más preocupante es que según la Unión europea, un 34% de los productos falsificados detectados en 2018 podrían causar daños al consumidor. 

Esta creciente tendencia del mercado lleva a los productores a tomar decisiones al respecto y buscar soluciones para evitar el fraude. Es por eso que una de las tendencias que cada vez va a más es la el packaging a prueba de fraude, con soluciones como hologramas, códigos de trazabilidad, etc.

5. Packaging minimalista

Hubo un tiempo en que los lineales del supermercado estaban saturados de colores, elementos visuales e información. Actualmente, esto se está empezando a terminar, son ya muchas las marcas que tienden a buscar un diseño minimalista. 

El packaging minimalista está de vuelta

Fácil de usar, en cualquier lugar, con etiquetados claros, son las prioridades de los consumidores. Packaging con colores neutros y buena calidad de impresión para conseguir notoriedad en el lineal del supermercado, pero sin saturar el campo de visión.

Si quieres saber más sobre nuestras soluciones de packaging para el sector de los alimentos, no dudes en contactarnos.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.